Sirmpre Investigando sobre las redes

lunes, 13 de mayo de 2013


Cisco CCNA – Todo Sobre IPv6 – Direcciones Global Unicast (5/5)



Las direcciones Global Unicast en IPv6 son el equivalente de las direcciones IP públicas en IPv4. Estas direcciones IP pueden ser encaminadas a través de la Internet. Los primeros 3 bits de estas direcciones IP están compuestos por los valores 001 (en notación binaria), por lo tanto, el prefijo de estás direcciones IP siempre tendrá un valor hexadecimal de 2000 con una máscara /3.
Lo anterior significa que los primeros 3 bits dentro de una dirección Global Unicast deben de ser siempre 0010 (en binario), y la máscara de /3 significa que sólo podemos hacer variaciones después de los primeros tres bits dentro del primer octeto para establecer el Prefijo Global de Enrutamiento (Global Routing Prefix).

Cisco CCNA – Todo Sobre IPv6 – Las Ventajas (1/5)

¿Por qué razón debemos de conocer en profundidad el protocolo IPv6? Bueno, básicamente existen dos poderosas razones que impulsarán a todos los profesionales de redes a conocer al dedillo el protocolo IPv6:
  • La adopción de IPv6 a nivel de redes LAN/ WAN ya es una realidad que los profesionales de redes deben de lidiar día a día.
  • El nuevo examen de CCNA (200-120) que viene por ahí el próximo mes de septiembre hace mucho énfasis en éste tema.
Conociendo la importancia que tiene éste protocolo, iremos desarrollando el tema desde los aspectos más básicos hasta los más complejos, explicándolos de la manera más didáctica y simple posible.
IPv6 (Internet Protocol Version 6) son las siglas del nuevo protocolo IP (Internet Protocol) que sustituirá gradualmente al archiconocido protocolo IPv4. La versión 6 del protocolo IP se diseñó como una actualización evolutiva de IPv4, de hecho, pueden coexistir de manera transparente ambas versiones.
IPv6 está diseñado con el objetivo de permitir que la Internet continúe expandiéndose de manera constante, tanto en términos del número de nodos conectados, así como también, de la cantidad total de tráfico de datos transmitidos.
IPv6 ha estado en desarrollo desde mediados de la década de 1990. La iniciativa principal que impulsó el desarrollo de éste proyecto nació de la preocupación causada por el eminente agotamiento de las direcciones IP disponibles. En pocas palabras, la demanda de direcciones IP superaría la oferta disponible.
Debemos recordar que el Protocolo Internet versión 4 (IPv4) fue desarrollado en la década del 1970, donde sus desarrolladores NO tenían ni la más remota idea de que el Internet tendría el tamaño y el alcance global que presenta hoy día. En esa época NO era posible prever la cantidad tan diversa de dispositivos que se conectarían utilizando éste protocolo.
En términos matemáticos, una dirección IPv4 tiene un longitud de 32 bits, permitiendo así, una asignación máxima de 2^32, que es lo mismo decir, 4,294,967,296 billones direcciones IP únicas. Dentro de toda esta cantidad de direcciones IP existen algunos rangos reservados para las direcciones IP privadas (18 millones) y las direcciones IP multicast (270 millones).
El protocolo IP versión 6 (IPv6) provee una cantidad de direcciones mucho mayor que su predecesor IPv4. En esta nueva versión, el tamaño de las direcciones IP ha crecido de una longitud de 32 bits a 128 bits. Matemáticamente, la cantidad de direcciones IP únicas que pueden ser asignadas en IPv6 son aproximadamente 2^128 o 3.403 x 10^38, un número extremadamente grande de direcciones IP posibles.
Con éste incremento en la longitud de las direcciones IP no habrá problemas de escases de direcciones IP por un largo periodo de tiempo además de que garantizará una expansión exponencial de la cantidad de nodos (tabletas, smartphones, vehículos, electrodomésticos, etc. ) que se podrán interconectar a través de Internet.
El aumento de la cantidad de direcciones IP para ser asignadas representa prácticamente la característica diferenciadora más conocida entre IPv4 e IPv6. La realidad es que hay otros beneficios tecnológicos que aporta IPv6 que mejoran significativamente al protocolo IP:
  • No más NAT (Network Address Translation)
  • Auto configuración de las direcciones IP
  • Mejora el enrutamiento del tráfico multicast
  • Un encabezado (header) más simple
  • Mejora el proceso de enrutamiento de paquetes
  • Mejora la calidad de servicio (QoS), ahora llamado  “Flow Labeling”
  • Mejora la seguridad, incluye autenticación y cifrado de la información
  • Provee mayor número de extensiones y opciones más flexibles
  • Administración más simplificada (Adiós al protocolo DHCP)
En próximos post, explicaremos con un nivel de detalle aún mayor toda la parte técnica relacionada con los protocolos IPv4 e IPv6. Veremos todo lo relacionado con el formato de los paquetes, el direccionamiento, el subnetting y la implementación de IPv6  en los equipos Cisco.
En caso de que usted tenga alguna duda o si simplemente quiere saber alguna información específica sobre el protocolo IPv6, no dude en dejarnos su comentario aquí debajo, le prometemos que en los próximos artículos sobre IPv6 le responderemos todas sus inquietudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario